martes, 5 de mayo de 2015

He descubierto que se puede vivir sin internet.

YO, ADICTA A INTERNET. CIGOBIBA.
Desde que me mudé a donde estoy viviendo ahora, he estado sin internet. Osea, tirando solo con el internet del móvil, que encima es denigrantísimo, porque algo que puedo decir de Irlanda es que mola cantidubi porque tienes wifi gratuito en casi todas partes pero el internet que pagas va como el culo.

Y nada, mi aventura irlandesa está llegando a su fin. A finales de mes regreso a España aunque tengo billete comprado de vuelta a Irlanda para Junio pero no sé si volveré al final.

De momento puedo decir que hoy hago cinco meses en Irlanda y he vivido de todo. He disfrutado muchísimo y también tenido malos momentos pero como en todas partes. La vida no es un camino de rosas ya lo sabéis.

Podría decir que he mejorado considerablemente mi nivel de inglés aunque siempre diga lo contrario. Me doy cuenta de que ya entiendo más cuando me hablan en inglés y lo hablo con fluidez aunque a veces no use las palabras correctas, pero yo soy muy perfeccionista y nunca estoy conforme. Estaría genial poder volver un par de meses más y mejorar aún más mi nivel de inglés pero no sé que haré al final.

He aprendido a vivir el día a día sin saber qué va a pasar mañana. He aprendido a estar sola, muy sola y a no sentirme así. He viajado por toda Irlanda, he ido a Francia. He conocido a gente de todas partes del mundo.

Ha sido una experiencia acojonante y ni siquiera sé que voy a hacer el día de mañana pero no tengo incertidumbre ni me complico la vida. He aprendido a relajarme y lo que tenga que venir que venga.


Pues eso, hijos míos. No he podido actualizar mi blog porque no tenía internet pero sigo muy activa en Twitter. He sobrevivido sin descargarme pelis y series (aunque debo de agradecerle a mi sumiso que me las descargase él y me diera los links. Gracias tontito del culo) y bueno sin Spotify también se pasa mal. Soy muy melómana y he tirado de disco duro y youtube y arf,...mientras mis datos iban muriendo lenta y dolorosamente.

Por suerte siempre me quedará la biblioteca.

Tengo ganas de volver a España y no. ¿Es raro doctor? YA OS CONTARÉ.

1 comentario: