martes, 15 de octubre de 2013

La gente me da un asco tremendo.

Yo no soy perfecta y seguramente sea la que más fallos tenga pero tengo un poco de decencia y sentido común, sobretodo por eso de tener más cara que espalda, que no va para nada conmigo pero fijo me encuentro con personas que sí son así y estoy hasta los cojones.

Tengo que desahogarme o sino terminaré destripando a alguien con mis dientes.

Hace cosa de unas pocas semanas por desgracia tuve que asistir a un velatorio. Se murió X persona y tuve que ir pero como sé que habían personas allí desde hacía muchísimo tiempo sin comer o solo tomando café, decidí tener un detalle con esos seres queridos y llevar una enorme bolsa de golosinas y caramelos para todos.

Nada más llegar y sacar la bolsa de gominolas a todos se le iluminaron los ojos y fueron corriendo a devorarlas pero había una señora, una señora gorda con gafas que no sé quién coño era, (supongo que alguna amistad de algún familiar de los que estaban allí presentes) que como si nada empezó a devorar la bolsa entera. Todos cogían un poco y compartían pero ella siempre tenía que volver a repetir y repetir y repetir y repetir y no contenta con eso, cogió la bolsa de chuches y se la llevó para otra zona para supuestamente compartirla con más personas pero cuando caminaba iba comiendo y comiendo la puta gorda de mierda.

Lo mejor de todo fue cuando la veía a lo lejos ofreciendo chuches a más personas, y a su vez esas personas agradeciéndole A ELLA las chuches Y ENCIMA la mal nacida ni siquiera tuvo el detalle de decir que las había traído yo, sino que con una sonrisa de gorda hija de puta asentía mientras seguía repartiendo Y COMIENDO.

Me enervó la sangre de tal modo que deseé que se atragantase con una pero intenté mantener la compostura y no rallarme sobretodo por respeto a la familia y porque no era momento ni lugar pero que me jodió mucho esa actitud sí que es verdad.

En fin amigos, este es un ejemplo de muchos que existen hoy en día. ¿Cómo es posible que la gente tenga tanta cara? ¿Dónde está el puto respeto? ¿y la dignidad?

Estoy hasta los cojones de esta sociedad hipócrita y sobretodo GORRONA.


2 comentarios:

  1. Un ángel

    A la entrada del Edén, un ángel tierno
    resplandecía, inclinada la testa,
    cuando voló sobre el infernal abismo
    un demonio sombrío y rebelde.

    El espíritu de negación y duda,
    al ver al de la pureza, sin querer,
    por vez primera conocía, confuso,
    el ardor de una tierna conmoción.

    Perdóname, le dijo: te he visto,
    y tu esplendor no ha sido vano.
    No todo me es odioso en el cielo,
    no todo en la tierra, detestable.

    A. S. Pushkin (1799-1837)

    ResponderEliminar
  2. Es un resumen de lo que esta pasando y cual es la actitud de la gente, no formarla por miedo a quedar marcado a pesar de reobarte de las manos y reirse en tu cara.

    ResponderEliminar